quimica

Ingeniería química

To be or not to be?
Un paradigma a resolver



Ser un Ingeniero químico no es lo mismo que ser un Licenciado en química y debido a que profesionalmente son considerados equivalentes se ha desvirtuado el ejercicio profesional de ambos profesionistas, por lo que en muchas ocasiones realizan actividades que no dominan a la perfección debido al perfil de su formación académica.

Para entender con claridad la diferencia entre ambas profesiones es útil considerar el enfoque con que las universidades las abordan, y que siempre tienes que entender y tener presente en el proceso de tu elección. Veamos:

 
Ingeniero vs Licenciado
 

Ingeniero químico

Egresa del área de tecnología, ingeniería o ciencias exactas que se especializa en procesos fisicoquímicos que involucran fenómenos de transferencia de calor, balance de materia y energía e involucra la termodinámica de las operaciones unitarias en los procesos de manufactura. inclusive, en algunos casos, cuenta con las bases para la administración de recursos y de su mantenimiento preventivo y correctivo.

 

Licenciado en química

Egresa del área de ciencias que se especializa en los fenómenos que involucran los cambios de la naturaleza de las sustancias. Mediante la fisicoquímica básica se especializa en análisis químico, extracción, síntesis y caracterización de nuevos compuestos en el laboratorio, elucidación de estructuras moleculares e instrumentación analítica.

 


Establecida la diferencia, es posible enfocarse en la ingeniería en química e iniciar con un poco de su historia.

Antecedentes históricos

 

 

 
 

 

El descubrimiento del fuego origina la aplicación de las primeras operaciones de proceso enfocadas a cubrir ciertas necesidades humanas que la naturaleza de manera directa no provee; sin embargo, no es sino hasta el año 5000 a.C. que la filtración aparece como uno de los primeros procesos que utiliza el hombre para satisfacer este tipo de necesidades. Otras operaciones de proceso que poco a poco se desarrollaron en la antigüedad son la fermentación del vino y la evaporación del agua de mar para la obtención de la sal, entre otros.

Sin embargo, estos avances se consideran procesos artesanales. Aun con la evolución del hombre en la edad moderna, no es posible hablar de actividades industriales sino hasta finales del siglo XVII, cuando aparece en Inglaterra una nueva forma de producción: la manufactura. Sin embargo, la madurez de los procesos se aprecia hasta la llegada del la revolución industrial en el siglo XVIII.

Durante esta época, inicia su desarrollo la moderna industria química con los trabajos de John Roebuck (1746), quien perfecciona el método de las cámaras de plomo para la producción de ácido sulfúrico. Más adelante, Nicolas Leblanc (1791) desarrolla el proceso para producir carbonato sódico. Estos dos sucesos condujeron a que se observara la forma de “hacer química” y se determinara que no se tenía la capacidad para afrontar las nuevas necesidades que requería la industria. Esto produjo un vacío que sería cubierto por lo que hoy conocemos como ingeniería química y que se define de la siguiente forma:

La técnica es el campo de la actividad humana en que los conocimientos de las ciencias físicas y naturales, y de la economía se aplican a fines útiles. La ingeniería química es la parte de este campo que trata las modificaciones de composición, contenido energético o estado físico que pueden experimentar las sustancias. Por último, la misión del ingeniero químico es el desarrollo de los procesos industriales, es decir, transformar cualquier concepción de laboratorio en un proceso eficiente de fabricación.

American Institute of Chemical Engineers (AIChE)

Ingeniería química es el arte de concebir, calcular, diseñar, construir y hacer funcionar las instalaciones donde efectuar a escala industrial cualquier transformación química.

Prof. J. Cathalá (1951), del
Laboratoire du Génie Chimique de Toulouse

 

 
 

 

 

 

 

 

 

Las funciones del ingeniero químico
 
 

Este profesionista se encarga de concebir, calcular, diseñar, construir y operar instalaciones o equipos en los que la materia experimenta un cambio de estado, de contenido de energía o de composición.

Estudia la factibilidad de un proyecto considerando lo referente a la dirección, construcción, instalación, inspección, operación y mantenimiento de industrias que involucren procesos químicos, físico-químicos o de bioingeniería, así como sus instalaciones complementarias. Asimismo, participa en instalaciones donde intervengan operaciones unitarias o procesos químicos y en aquellas destinadas a evitar la contaminación ambiental por efluentes de todo tipo que generan las industrias y/o sus servicios, que incluyen equipos, maquinaria, aparatos e instrumentos.

El ingeniero químico está facultado para realizar estudios y asesorías relacionados con el aspecto funcional de las construcciones industriales y de los servicios indicados. También supervisa las obras e instalaciones complementarias, la factibilidad del aprovechamiento y la industrialización de los recursos naturales y materias primas que experimenten alguna transformación y la elaboración de nuevos productos.

 

Campo de desarrollo
 
 

Considerando sus funciones, puede decirse que el ingeniero químico es el común denominador de diversas industrias, o bien tiene la posibilidad de desarrollarse en el ámbito académico y de investigación. Por ejemplo:

  • En las siguientes industrias de extracción y transformación, o química: petrolera, petroquímica, aceitera, jabonera, cementera, farmacéutica, alimentaria, azucarera, textil, hulera, cosmética y metalúrgica, entre otras.
  • En centros de investigación: institutos de investigaciones nucleares, laboratorios nacionales de fomento industrial, institutos nutricionales, instituto de la industria petrolera, y otros más.
  • En bufetes de proyectos y diseño de ingeniería relacionados con las industrias señaladas.
  • En el ámbito académico, como docente o investigador, contribuyendo a producir nuevos conocimientos para difundirlos o transmitirlos.

 

 

¿Y en México?
 

En las últimas décadas, la industria química ha experimentado cambios significativos debido al uso y demanda de energía y a las regulaciones ambientales cada vez más estrictas en el ámbito mundial. Esto se ha reflejado en modificaciones de los procedimientos de diseño, construcción, operación, administración, análisis, simulación, optimización y control de las plantas de las industrias petrolera, petroquímica básica, petroquímica secundaria, fabricación de celulosa y papel, vidrio, cemento, plástico y fibras, entre muchas otras actividades que forman parte importante de la industria mexicana.

Factores como la globalización de la economía y la competitividad de los bienes y servicios en costo, precio, calidad y presentación han generado una evolución gradual de México de su papel tradicional de exportador de materias primas –principalmente petróleo– a exportador de manufacturas, lo que consolida la necesidad de contar con ingenieros químicos con capacidades para enfrentar los cambios que surgen.

También debes considerar que en México la industria química ocupa el segundo lugar de producción entre las industrias de transformación, la antecede la alimentaria y le siguen la metálica básica y la textil, en las cuales la tecnología de procesos químicos es fundamental. Además, ha logrado mantener un crecimiento sostenido desde la década de 1970.

 

Ligas de interés:

Mediante esta información queremos señalarte que la selección de la ingeniería química como tu carrera profesional te brindará la posibilidad de encontrar en México una buena oportunidad laboral. Visita la página del Observatorio Laboral –www.observatoriolaboral.gob.mx–, en donde encontrarás información referente al nivel de ocupación, sueldos y áreas de desarrollo en los cuales se involucra el profesional de esta disciplina.

 


Anécdota
 

 

La penicilina fue descubierta antes de la segunda guerra mundial, pero sólo podía prepararse en soluciones muy diluidas, impuras e inestables. Hasta 1943, cuando se integraron al proyecto los ingenieros químicos, los fabricantes utilizaban un proceso de purificación por lotes que destruía o inactivaba las dos terceras partes de la penicilina producida. Al cabo de siete meses de trabajo, los ingenieros químicos de una empresa petrolífera (Shell Development Co., ahora The Shell Group) que aplicaron su conocimiento de los principios generales de ingeniería en la construcción de una planta integrada, lograron procesar 200 galones de caldo de fermentación por día y obtuvieron un índice de recuperación de penicilina pura del 85%. Una vez que este proceso lo adoptaron cuatro empresas, la producción del antibiótico aumentó desde un nivel que en 1943 permitía sostener el tratamiento de 4,100 pacientes por mes hasta un nivel, a mediados de 1944, equivalente a casi 250,000 tratamientos por mes.
 
 

 

 

Retos
 

 

Terapia biotecnológica de afecciones cardiacas.

Las oclusiones arteriales y venosas causadas por coágulos sanguíneos constituyen una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Hasta hace poco tiempo sólo se conocían dos sustancias, la uroquinasa y la estreptoquinasa, capaces de destruir coágulos. El tratamiento tiene riesgos, dado que ambos agentes carecen de especificidad contra los coágulos y pueden desencadenar la caída del sistema hemostático y conducir a la hemorragia general. Un adelanto reciente en la terapia cardiaca utiliza una enzima, el activador de plasminógeno tipo tisular (APT), que es un componente de la sangre normal. Administrado en cantidades muy altas, este agente reduce el tiempo de destrucción de coágulos de una semana a menos de una hora. Pero este impresionante resultado requiere concentrar el APT contenido en cincuenta mil litros de sangre humana, con el consiguiente costo prohibitivo (alrededor de 100 dólares por dosis), que imposibilita la extensión del tratamiento. Los químicos moleculares han logrado efectuar la donación de la molécula de APT y su expresión en células de mamíferos, en lugar de bacterias, para facilitar la multiplicación. Se ha producido una molécula que tiene el mismo plegado, los enlaces internos y la cobertura de azúcar residual de la proteína natural. Ahora, los ingenieros bioquímicos han desarrollado los métodos de cultivo celular y de purificación que se requieren para satisfacer una demanda creciente en cantidad y exigente en calidad, dada la pureza necesaria para el uso seguro del producto. La disminución de los costos de producción en todos sus rubros sigue siendo un problema mayor para poner el APT al alcance de todos los pacientes que lo necesitan. El desafío para la ingeniería química es tan claro como urgente.

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Perfil del estudiante

 
 

Ahora abordaremos el perfil, tan importante y trascendente que no debes perderlo de vista.

Si partimos de que la ingeniería química tiene sus fundamentos en las matemáticas, la física y la química, sus operaciones se desarrollan sobre la base de los conocimientos de estas ciencias, así como de otras ramas de la ingeniería, la biología y las ciencias sociales. Aunado a las siguientes cualidades, tanto en tu personalidad como en tus preferencias académicas que debes tener, podemos sintetizar los siguiente:

  • Personalidad activa, dinámica y autoestima elevada.
  • Visión y olfato sin alteraciones.
  • Habilidad y gusto por las matemáticas, física, química y biología, con capacidades de pensamiento abstracto.
  • Tener imaginación e ingenio mental para visualizar requerimientos y prever posibles necesidades.
  • Mente activa con agudeza, perspicacia o picardía para solucionar problemas inusuales con pensamiento lógico, flexible y versátil.
  • Organizado.
  • Perseverante, emprendedor y paciente.
  • Don de líder para el desarrollo de trabajo en grupo.
  • Capacidad de manejo de lenguas, preferentemente inglés.
  • Gusto por adquirir conocimientos de cultura general.

¿Que piensas?, ¿cómo averiguar si cumples con el perfil? Te recomendamos que antes de que obtengas conclusiones, te acerques, como siempre, a algún profesional en materia de orientación vocacional, que podrá ayudarte a establecer si te perfilas como candidato. Preguntarle a tus papás, sería una idea arriesgada, ¿no?, peor aún preguntarle a tus cuates. Una idea apropiada es que no tomes decisiones a la ligera.

 

 

Dónde estudiar
 
 

Consulta nuestro motor de búsqueda para que comiences a entrar en contacto con las instituciones y solicites información acerca de los planes de estudio y su enfoque. Visita sus páginas de Internet, conoce sus instalaciones, habla con el consejero educativo y platica con alumnos que hayan asistido a las escuelas que más hayan llamado tu atención.

Ten en mente que entre más completos y sólidos sean tus conocimientos, y mayor sea la cantidad de información que tengas antes de tomar una decisión, más probabilidades tendrás de haber realizado una buena selección de carrera y lograr una vida profesional exitosa.

Recuerda que la decisión de estudiar y en dónde hacerlo es tuya, y que dependerá de ti que sea la mejor. Escríbenos para comentarnos algo o solicitarnos que integremos la información de alguna carrera en especial.

UNIoportunidades@e-test.com.mx

 

 

Carreras afines

  • Ingeniero metalúrgico
  • Ingeniería química industrial
  • Ingeniero químico farmacobiólogo
  • Ingeniería química petrolera
  • Licenciatura en ingeniería química
  • Licenciatura en ciencias químicas

 


Ligas de interés:

La mujer en la ingeniería química. 
http://www.chemheritage.org/women_chemistry